8 recomendaciones para caer bien a tus compañeros de trabajo

Las personas pasan alrededor de una tercera parte de su vida en el trabajo. Es, por tanto, conveniente crear un clima propicio que garantice el compañerismo y el bienestar personal. Ya que no queda más remedio que ver y tratar a la mismas personas cada día, lo recomendable es llevarse bien con todos los compañeros, aunque no sea tarea sencilla. De nosotros depende que el trabajo se convierta en una responsabilidad que hacer con gusto o bien en un suplicio por culpa del mal ambiente entre los compañeros. ¿Te gustaría saber cómo caer bien a tus compañeros de trabajo?

La actitud que tengas es decisiva a la hora de gustar o no a la gente. Por lo general, las personas suelen apreciar más a quienes son positivos y optimistas que a los individuos con una personalidad negativa. Toma nota de las claves para caer bien a tus compañeros de trabajo

Muéstrate positivo

Todo el mundo puede pasar por una mala racha, pero es recomendable que mantengas una actitud positiva ante las adversidades. Esta manera de afrontar las situaciones no solo te ayudará a mejorar tus relaciones laborales sino que tu vida personal se verá reforzada.

Sonríe

Un rostro alegre agrada más que un semblante serio o apático. Siempre es más sencillo conectar con una persona alegre que con quien se muestra distante. Así sucede fuera del trabajo, pero también dentro.

Sé empático

La empatía es una cualidad que consiste en ponerse en el lugar del otro, en entenderle. Para ganarte la confianza de tus compañeros no tienes que darles la razón, sino que puedes aportar tu punto de vista pero desde la comprensión.

Recuerda los nombres

Toda relación comienza por recordar el nombre del otro. Se trata de un gesto muy simple, pero que el interlocutor sabrá valorar.

Haz preguntas

Preguntar es sinónimo de tener interés por algo o alguien. No hay mejor manera de construir una relación con un compañero que mostrar curiosidad por su vida. Por supuesto, también será necesario que prestes atención a sus respuestas.

No critiques

Hay una regla de oro para no crear mal ambiente: no cotillear sobre los demás. Trata de mantenerte al margen de este tipo de conversaciones si no quieres que tu reputación se vea afectada.

Reconoce méritos ajenos 

A todos nos gusta que nos reconozcan nuestros logros, pero si algún compañero ha contribuido a alcanzarlos, lo justo es que se lo agradezcas. Es más, no temas en hacerlo públicamente, pues, al igual que a ti, esa persona estará encantada de que su mérito sea ensalzado delante de todos.

Sé humilde

La humildad es una de las características más apreciadas en el ser humano. Y, de hecho, es común en aquellas personas que generalmente gustan a todo el mundo. Ser humilde te da la capacidad de saber que eres bueno en algo y asumir al mismo tiempo que otros pueden ser incluso mejores que tú. Con esta actitud conseguirás, aparte de crear un clima laboral sano, mayor paz interior.

Imagen |  Pixabay

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! ⬇

/ Contenido relacionado:

Síguenos en las redes sociales

Todos los derechos reservados © Marktplatz Mittelstand GmbH & Co. KG 1996-2015