Dormir en el suelo ¿beneficio o riesgo para la salud?

Sentarse y dormir en el suelo como los japoneses,                   ¿es saludable?

Hay costumbres orientales que sorprenden y resultan un tanto extrañas, pero quizás habría que tomar nota de algunas de ellas. Si has viajado a Japón o, al menos, conoces un poco de su cultura, te habrás fijado en su hábito de comer en el suelo. Y es que, ¿quién necesita sillas cuando tienes un suelo extenso bajo tus pies? Esta tradición de vivir en el suelo también se extiende al momento dormir, suponiendo una experiencia exótica para los extranjeros, pero muy común en el país nipón. Es más, ¿sabías que sentarse y dormir en el suelo es una costumbre saludable?

¿Por qué los japoneses viven en el suelo?

En Japón, por supuesto, hay sillas, pero tradicionalmente la vida se ha hecho a ras del suelo. Sobre este se come, se estudia y hasta se duerme. En este punto habría que referirse al término seiza, como se denomina la postura tradicional para sentarse frente a la mesa. En esta posición, el individuo se sienta sobre sus rodillas con la espalda erguida. Surgió motivada por la antigua arquitectura de las casas japonesas, en las que el poco espacio y la ausencia de muebles altos invitaban a desplazarse por la vivienda de este modo.

Además, sentarse en el suelo para comer es, en la cultura japonesa, una muestra de respeto hacia los demás y de confianza; es una manera de garantizar que se está prestando atención.

El tatami y el futón son artículos que no pueden faltar en ninguna casa del país del sol naciente. El tatami es una especie de esterilla de paja que aísla del suelo, sobre la que se colocará el futón, un colchón fino que se utiliza a modo de cama. Existe la falsa creencia de que dormir en una cama japonesa es como dormir en el suelo, pero nada más lejos de la realidad. Es más, de acuerdo a numerosos expertos, son múltiples los beneficios para la salud de esta fórmula.

Sentarse y dormir en el suelo: beneficios para la salud 

La postura de estar sentados para comer es la natural del ser humano y, por ello, posee diversas ventajas para la salud. Cuando las conozcas, te harán olvidar esa sensación de incomodidad que quizás experimentes al principio. En primer lugar, mejora la postura, estirando la espalda y permitiendo que los hombros se relajen. Asimismo, facilita la digestión y mejora la circulación.

Dormir en el suelo también mejora la circulación sanguínea, previene los dolores de espalda y cuello y minimiza el riesgo de sufrir enfermedades como la escoliosis.

No parece entonces, un hábito tan extravagante, ¿no?

Imagen |  Pixabay

/ Contenido relacionado:

Síguenos en las redes sociales

Todos los derechos reservados © Marktplatz Mittelstand GmbH & Co. KG 1996-2015