Emprender: Cómo mantener el equilibrio entre la vida personal y profesional

Cómo conciliar la vida laboral y familiar a la hora de emprender un negocio es uno de los puntos claves a tener en cuenta a la hora de dar el paso definitivo. Mantener ese equilibrio resulta imposible. Tu start-up no puede sobrevivir sin tu cuidado y atención. Por el contrario, tú tienes más resistencia. Pero con algunos ajustes en tu forma de vivir y actuar, puedes conseguir que funcione.

1. Determina tus prioridades

Mantener el equilibrio entre tu vida profesional y personal como emprendedor puede reducirse a  cumplir unos objetivos. Al igual que una start-up, tendrás que establecer tus prioridades si quieres que funcione. Puedes empezar por hacer una lista de todo lo que requiere de tu atención en tu vida, ya sea relacionado con el trabajo o no. Esto incluye tu start-up, tus aficiones, tus amigos, tu familia – si está en tu vida, debe estar en la lista.

A continuación, organízalos de acuerdo con tus prioridades. Debes de ser honesto ya que esta lista será utilizada para tomar decisiones. Si no eres completamente honesto, esto puede afectar sobre tu satisfacción y por lo tanto sobre tu rendimiento. Si eres honesto, la lista te ayudará a asegurarte de que estás dedicando tu tiempo a lo que de verdad importa en tu vida.

Cómo mantener el equilibrio entre la vida personal y profesional

2. Cuentas para el día

El tiempo vuela, incluso cuando no te estás divirtiendo. Hasta las cosas más pequeñas pueden comerte significativamente tu día. Todos esos breves momentos mirando Twitter, Facebook o YouTube pueden restarle tiempo a tu agenda. Para la mayoría de las personas, esto sólo significa que tendrán que trabajar más duro. Pero para los emprendedores, esto puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

La solución pasa por rendir cuenta de cada minuto de tu día. Toma nota de la cantidad de tiempo que dedicas a cada tarea, desde rellenar unos formularios hasta cuando ves vídeos de gatos graciosos. Al final de cada día, estudia tus apuntes y averigua lo que está comiendo tu tiempo. Tomar apuntes te permitirá identificar correctamente el problema para luego buscar una solución.

3. Di no a más tareas

Hay muchas formas de perder el equilibrio entre la vida profesional y personal, pero la peor de todas es la sobrecarga de trabajo. Esto suele ser el resultado de aceptar demasiadas peticiones y tareas. No sólo vas a llevar a tu vida fuera de la oficina al caos, sino que estas solicitudes pueden perjudicar tu tiempo para tu start-up.

Cómo mantener el equilibrio entre la vida personal y profesional

Cuando eres emprendedor, es difícil decir que no ya que cada personal o cliente que desestimas, podría haber sido de gran ayuda para tu start-up. Esto es especialmente cierto de cara a inversores o socios. Cada vez que les dices que no, puedes sentirte como si estuvieras dañando tu relación con ellos. Desafortunadamente, en algunos casos esto es cierto. Es algo a lo que tendrás que hacer frente. Haz las cosas porque quieres o porque están en tu lista de prioridades, no lo hagas solo porque tienes miedo o te sientes culpable.

4. Aceptar que la perfección es inalcanzable

El sueño de muchos emprendedores es la conciliación perfecta entre vida profesional y personal. Tener tiempo tanto para tu start-up como para tu vida. Nunca estás enfadado, cumples con todas tus reuniones y nunca se te olvida un cumpleaños. La creación de una nueva empresa, sin embargo, tiene un concepto diferente.

De vez en cuando, ocurrirá algo inesperado. Ya sea una reunión sorpresa, o una petición urgente de un cliente que requiere tu presencia o atención. Sea lo que sea, tendrás que elegir entre responder a la llamada o ir a esa fiesta que has estado esperando. No es en absoluto una decisión sencilla pero, a menudo, tendrás que enfrentarte a ella.

“El equilibrio perfecto es como un unicornio. Podría existir, pero no es así”

Cuanto antes aceptes esto, antes podrás trabajar con lo que tienes en lugar de soñar con otra cosa. Acepta el hecho de que tus planes pueden ir mal y que puedes decepcionar a personas de vez en cuando y entonces podrás dormir mejor por la noche. Concéntrate en mejorar el equilibrio, no en buscar la perfección.

5. Deja el trabajo en la oficina cuando estas fuera de ella

Una señal segura de que tu conciliación entre vida profesional y personal está sumergida en el caos es cuando pasas tiempo pensando en tu start-up o trabajando mientras estas con tu familia o tus amigos. La oficina ha roto las fronteras y ha minado tu tiempo personal. Es entonces cuando empiezas a venirte abajo porque es la prueba de que se ha roto el equilibrio en tu vida.

Cómo mantener el equilibrio entre la vida personal y profesional

Piénsalo de esta manera – ¿te sentirías cómodo si tus empleados se llevaran sus problemas personales a la oficina? Cuando pasas tiempo con tu familia, hazlo al 100%, no seas multitarea con el equilibrio entre tu vida y tu trabajo. Y si te sientes incómodo con desconectar por completo, busca a alguien en la oficina para que te llame en aquellas situaciones de vida o muerte.

Buscar un equilibrio entre tu vida personal y tu vida como emprendedor es complicado, pero no imposible. Todo se reduce a una gestión adecuada del tiempo, junto con unas expectativas correctas, así como conseguir ordenar tus prioridades. Ten en cuenta que esto es algo que va a requerir de un ajuste y una puesta a punto constante pero que lo vas a lograr.

Imagen | Pixabay

 ¿Te ha gustado? ¡Compártelo! ⬇

/ Contenido relacionado:

Síguenos en las redes sociales

Todos los derechos reservados © Marktplatz Mittelstand GmbH & Co. KG 1996-2015