Trabajar viajando: Cómo convertirte en un nómada digital

Ser nómada es un concepto que nos recuerda a los orígenes del ser humano y a ciertas tribus que aún perviven en la actualidad. Hace unos años nadie hubiera afirmado que este modo de vida que se caracteriza por el traslado constante, por no tener un sitio fijo, volvería a estar en alza. Eso sí, el nómada del siglo XXI es el nómada digital, es decir, aquel que está unido irremediablemente a las nuevas tecnologías. Seguro que has escuchado hablar mucho de esta figura. ¿Te gustaría saber cuáles son los pasos para convertirte en un nómada digital?

Características de un nómada digital

Antes de entrar de lleno a explicar cómo puedes ser un nómada digital, conviene conocer a qué se refiere esta expresión exactamente. Un nómada digital no es sinónimo de freelancer. Es cierto que ambos teletrabajan, pero la diferencia está en que el segundo puede estar radicado en un mismo sitio.

Por su parte, el nómada digital es aquel que vive viajando, aunque despacio e interactuando con la gente local, al tiempo que trabaja. Es más, un nómada digital solo necesita un ordenador portátil y una conexión wifi decente para desempeñar su trabajo.

Claves para ser un nómada digital

Si te apetece cambiar de estilo de vida y te atrae la idea de viajar mientras trabajas, estas son las claves para convertirte en nómada digital:

Estar familiarizado con el entorno web

Internet será tu sustento, así que debes tener conocimientos de creación de páginas web, optimización SEO, redes sociales, marketing de contenidos, creación de comunidades online, comercio electrónico, etc. En función de tus competencias, deberás decantarte por ofrecer tu propio producto o servicio o bien trabajar online para otros.

Identifica tus competencias

Pregúntate cuáles son tus habilidades: redactar contenido, traducir, el diseño web… Si dominas alguna temática específica, es posible que puedas confeccionar un blog de nicho para poder monetizarlo.

Disponer de un sitio web

Ya que tu plan es trabajar en remoto, lo más probable es que la mayor parte del tiempo te encuentres a varios miles de kilómetros de tus potenciales clientes. Por este motivo, es indispensable contar con un sitio web donde expliques bien a qué te dedicas y qué puedes hacer por ellos.

Rodéate y contacta con otros nómadas digitales

Empezar solo en este mundo puede resultar abrumador. Puedes buscar grupos en Facebook como Global Digital Nomad Network para preguntar dudas, intercambiar experiencias e incluso, enterarte de oportunidades laborales en este ámbito.

Acude a un coworking 

Una vez que hayas llegado a tu nuevo destino, una buena opción es apuntarte a un coworking u oficina compartida. Es el mejor modo de conocer gente nueva y de estar informado de posibles eventos y actividades dirigidos a nómadas digitales.

Recuerda que no estás de vacaciones

Ser nómada digital también requiere de disciplina. Aunque hayas cumplido tu sueño de vivir en una playa paradisíaca, deberás encontrar el equilibrio entre trabajo y ocio. Sí, es duro ver el mar por la ventana y comprobar que todavía tienes varias horas de trabajo por delante. ¡Nadie dijo que fuera fácil!

/ Contenido relacionado:

Síguenos en las redes sociales

Todos los derechos reservados © Marktplatz Mittelstand GmbH & Co. KG 1996-2015